Informe sobre el estrés en jóvenes y adolescentes

El 61% de los estudiantes con ansiedad reduce el rendimiento académico en los exámenes

Una estudiante repasa sus apuntes antes de un examen
GOBIERNO DE ARAGÓN
Actualizado 10/06/2013 13:05:15 CET

La relajación y la respiración profunda son dos estrategias de autocontrol muy útiles a la hora de enfrentarse a un examen

ALICANTE, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio elaborado por la especialista en Psicología Juvenil del Hospital Quirón Torrevieja, Irene Aguirre, revela que "el 61 por ciento de los estudiantes con ansiedad reduce el rendimiento académico en los exámenes", según han informado fuentes del centro médico.

A escasos días de las pruebas de selectividad, que comenzarán el próximo martes en las universidades de la Comunitat Valenciana, la especialista ha presentado un informe en torno a la ansiedad que generan las pruebas de evaluación en los jóvenes, y sus efectos directos en los resultados académicos.

El estudio, al que ha tenido acceso Europa Press, además apunta que los estudiantes suelen padecer un cuadro de estrés en febrero, junio y septiembre, "fechas que curiosamente, coinciden con las épocas de exámenes".

Para la autora del informe, el comportamiento ansioso en una situación de exámenes escolares "suele deberse a la preocupación acerca de posibles consecuencias negativas o de fracaso en una situación evaluativa".

"Es posible que la necesidad de obtener un adecuado rendimiento académico, se pueda convertir en un factor estresante para los estudiantes", ha indicado.

En este sentido, la especialista ha incidido en que, "cuando la preocupación por obtener una resultado escolar es alta, especialmente antes de los exámenes, la ejecución del estudiante puede ser deficiente, teniendo como consecuencia extrema que el alumno repita, quede atrasado o abandone definitivamente sus estudios".

Así mismo, ha destacado que los trastornos de ansiedad, junto con los trastornos del comportamiento, "se han convertido en uno de los motivos más frecuentes de consulta en la práctica diaria y afectan en torno al 21 por ciento de los niños y adolescentes".

"La función principal de la ansiedad "es contribuir a la supervivencia, pero en las situaciones en que se disparan los niveles de ansiedad, deja de ser positiva y pasa a bloquearnos debido a las relaciones interpersonales, el miedo, enfermedades o situaciones en que nos sentimos evaluados como les sucede a los jóvenes que se enfrentan a los exámenes".

En la actualidad, los trastornos de ansiedad en los niños y adolescentes son los trastornos y el conjunto de síntomas psiquiátricos más frecuentes en la adolescencia, por encima de las depresiones y de los trastornos de conducta, lo cual indica "la enorme importancia de su investigación".

SUPERAR EL BLOQUEO MENTAL

Por ello, los psicólogos aconsejan adoptar algunas medidas previas ante los exámenes, como "la relajación y la respiración profunda", que son dos estrategias de autocontrol muy útiles a la hora de enfrentarse a un examen para mantenerse tranquilo ante la situación estresante que provoca", ha explicado la especialista.

En este sentido, ha recomendado "practicar dos o tres veces al día la técnica" con el fin de dominarla de cara al momento decisivo de la evaluación.

El día del examen, la psicóloga aconseja estar descansado, no repasar a fondo el mismo día, no hablar del examen antes de empezar con los compañeros, controlar la tensión emocional y, "si se te queda la mente en blanco, superar el bloqueo ocasionado por los nervios disminuyendo el nivel de ansiedad a través de la relajación y la respiración profunda".

Además, la planificación previa del tiempo de estudio y las materias a trabajar, "evitan agobios de última hora", por lo que es conveniente comprobar la capacidad expresiva de la materia a la hora de explicarlo e incluso, durante los exámenes, "priorizar, leer bien las instrucciones del examen, y no empezar a escribir sin antes realizar un esquema de lo que debe responder".

"El alumno no debe preocuparse porque algunos compañeros acaben antes que él. Los buenos estudiantes casi siempre consumen todo el tiempo que se les da para el examen, por lo que hay que ser pacientes", explica la especialista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter