Según un estudio de la Fundación Renal ALCER España (FRAE)

El 54 por ciento de los pacientes renales españoles no se sienten involucrados en la elección de su tratamiento

Diálisis
EUROPA PRESS
Actualizado 03/05/2012 15:37:06 CET

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Un 54 por ciento de los pacientes renales españoles asegura no haber recibido ningún tipo de folleto o documento explicativo sobre las distintas posibilidades de tratamiento de su enfermedad, según un estudio de opinión a pacientes realizado por la Fundación Renal ALCER España (FRAE).

En concreto, el informe refleja que la mayoría de los pacientes señala que la información que reciben no les permite comprender las diferencias básicas entre los dos tipos de diálisis: la hemodiálisis y la diálisis peritoneal.

Así, sólo 21 por ciento de los enfermos indica haber sido informado sobre la diálisis peritoneal domiciliaria lo que, según el estudio, dificulta su derecho a elegir libremente la técnica que mejor se adapta a su estilo de vida. Además, el informe de la FRAE señala que cuatro de cada diez pacientes de hemodiálisis asegura que no eligió la técnica, sino que se le asignó directamente como única alternativa.

EL 48 POR CIENTO PREFIERE LA DIÁLISIS PERITONEAL DOMICILIARIA

Por otra parte, según ha demostrado un estudio realizado a 17 hospitales españoles, el 48 por ciento de los pacientes españoles que aseguran estar bien informados sobre las opciones de tratamiento han elegido la técnica de diálisis peritoneal domiciliaria.

Una cifra que supera a los últimos datos publicados por la Sociedad Española de Nefrología (SEN) que reflejan que sólo un 13,6 por ciento de los pacientes se decanta por esta técnica. Por tanto, los porcentajes obtenidos con el nuevo estudio demuestran que los pacientes suficientemente informados optan por el tratamiento de diálisis peritoneal domiciliaria.

No obstante, el informe de la FRAE refleja también que el 49,6 por ciento de los enfermos eligió la técnica de hemodiálisis, el 1,2 por ciento el trasplante preventivo y el 1,66 por ciento el tratamiento conservador.

Asimismo, el estudio explica que los pacientes que se decantaron por la diálisis peritoneal domiciliaria lo hicieron por la autonomía que esta les otorga al ser un tratamiento que se hace en casa y que les permite ser independientes y poder trabajar dado que, además, facilita una mayor libertad de horarios.

Por su parte, los que prefirieron la hemodiálisis lo hicieron para que el personal sanitario fuera el responsable del tratamiento y poder acudir a un hospital con el objetivo de ser cuidados por otros y por el impacto que el tratamiento pueda tener para la familia.

VENTAJAS DE LA DIÁLISIS PERITONEAL

La diálisis peritoneal es una modalidad de tratamiento sustitutivo renal domiciliaria utilizada en pacientes con insuficiencia renal crónica. La eliminación de sustancias tóxicas se realiza a través de la membrana peritoneal y se puede llevar a cabo de forma manual o automatizada, durante la noche, mientras se duerme, en el propio hogar.

De esta manera, el paciente solo acude al hospital para realizarse una revisión cada uno o dos meses, lo que le permite continuar con su vida laboral y personal y le proporciona mayor libertad e intimidad en sus tratamientos.

Además, este tratamiento beneficia al Sistema Nacional de Salud ya que si aumentara su uso supondría un ahorro de 94 millones de euros al año. Según una evaluación económica, el coste anual medio por paciente de los enfermos en tratamiento es de 52.900 euros en hemodiálisis y 34.026 euros en diálisis peritoneal domiciliaria.

MENOR DESINFORMACIÓN EN EUROPA

En Europa el número de pacientes renales que reconocen no sentirse involucrados con la elección de su tratamiento es inferior al de España aunque, según el estudio 'Desigualdad de trato para los pacientes renales en Europa', presentado en el Parlamento de Bruselas por CEAPIR (European Kidney Patients' Federation), el 25 por ciento de los enfermos reconoce no saber las diferencias de estas técnicas.

De hecho, el 30 por ciento manifiesta que no ha podido elegir el método de tratamiento y el 20 por ciento asegura que no han recibido información útil sobre la insuficiencia renal o tratamientos de diálisis de sus especialistas.

Asimismo, una cuarta parte de ellos afirma que no recuerdan haber recibido información sobre su enfermedad antes de comenzar la diálisis y dos de cada tres pacientes asegura que no recibió educación sobre como conciliar su día a día con la enfermedad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter