'Atlas de Mortalidad de España 1984-2004' editado por Fundación BBVA

El 24% de mujeres y el 21% de hombres fallecieron entre 1984 y 2004 por patologías cardiovasculares y cerebrovasculares

Gente comprando
EUROPA PRESS
Actualizado 24/07/2013 14:37:13 CET

En la zona del sur es donde se han producido un mayor número de muertes

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 24,3 por ciento de las mujeres y el 20,9 por ciento de los hombres que fallecieron entre 1984 y 2004 fue por patologías cardiovasculares o cerebrovasculares, según ha mostrado el 'Atlas de Mortalidad de España 1984-2004' realizado por 25 investigadores, coordinados por los profesores de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, Joan Benach y José Miguel Martínez, y editado por la Fundación BBVA.

En concreto, el manual ha mostrado que, en este periodo de tiempo, las enfermedades cerebrovasculares fueron la primera causa de muerte en las mujeres (14,9%) y la segunda en los hombres (9,4%), y que la patología isquémica del corazón fue la primera causa de fallecimiento en los varones (11,5%) y la segunda en las mujeres (9,4%).

En este sentido, el altas ha desvelado que la tercera causa de fallecimiento en los hombres fue el cáncer de tráquea, bronquios y pulmón (7,7%), seguido de las enfermedades respiratorias inferiores (5,8%); cirrosis y otras enfermedades crónicas del hígado (2,7%); cáncer de próstata (2,7%); lesiones por accidentes de tráfico (2,6%); infecciones respiratorias agudas, neumonía e influenza (2,3%); cáncer de estómago (2,2%); cáncer de colon (2%); diabetes mellitus (1,8%); cáncer de vejiga (1,6%); trastornos mentales orgánicos, senil y presenil (1,3%); suicidio y lesiones autoinfligidas (1,3%); sida (0,9%); enfermedades hipertensivas (0,7%); y Alzheimer (0,6%).

Por su parte, en las mujeres la diabetes mellitus fue la tercera causa de fallecimiento (3,6%), seguida del cáncer de mama (3,4%); los trastornos mentales orgánicos, senil y presenil (2,9%); las infecciones respiratorias agudas (2,5%); las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores (2,2%); el cáncer de colon (2%); el cáncer de estómago (1,6%); las enfermedades hipertensivas (1,6%); la cirrosis y otras enfermedades crónicas del hígado (1,3%); Alzheimer (1,3%); cáncer de tráquea, bronquios y pulmón (1%); lesiones por accidentes de tráfico (0,9%); suicidio y lesiones autoinfligidas (0,5%); cáncer de vejiga (0,4%) y sida (0,2%).

Asimismo, la investigación ha señalado que, de forma generalizada, la mortalidad en estos veinte años ha tenido una tendencia decreciente en todas las causas del estudio aunque, no obstante, ha reflejado que están aumentando los casos de fallecimientos por trastornos mentales orgánicos, senil y presenil, por Alzheimer, cáncer de colon y por enfermedades hipertensivas tanto en hombres como en mujeres.

Ahora bien, para la mayoría de las causas, las tasas de mortalidad crecen paulatinamente con la edad, a pesar de que en las lesiones por accidente de tráfico sean los grupos de edad de 15 a 24 años y los mayores de 75 años quienes presentan las tasas más elevadas. Además, en el caso del sida, las personas de entre 25 y 34 años son las que presentaron unos mayores índices, reduciendo su incidencia con la edad.

EN EL SUR HAY UNA MAYOR INCIDENCIA DE FALLECIMIENTOS

Por comunidades autónomas, los resultados han indicado que la zona del sur de España es donde se producen la mayor parte de los fallecimientos de hombres y mujeres por las causas anteriormente analizadas, especialmente como consecuencia de las enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares, hipertensivas o por la diabetes.

Concretamente, en las mujeres la mayor mortalidad se situó en la mitad sur de la península, especialmente en la zona oeste de Andalucía --Sevilla, Cádiz y Huelva--, Murcia, Valencia, Gran Canarias y Tenerife. Las zonas con menor tasa de fallecimientos se localizaron en la mitad norte de la Meseta y al sur de los Pirineos, desde Navarra hasta Lérida. Además, en Huelva, Sevilla, Cádiz, Valencia y Gran Canarias fueron las zonas donde las mujeres tenían un mayor riesgo a padecer estas enfermedades, mientras que las que vivían en Soria, Segovia y Burgos tenían un menor riesgo a desarrollar estas patologías.

En hombres, la mayor mortalidad se presentó en la mitad suroeste de la Península --Extremadura y oeste de Andalucía--, y en algunas zonas de Murcia, oeste de Galicia, Asturias y Gran Canarias. Entre las áreas de alto riesgo destacan especialmente las provincias de Huelva, Sevilla, Cádiz, Málaga, Badajoz, Gran Canarias, el litoral de Valencia y el centro de Asturias. Por el contrario, las zonas de bajo riesgo se encontraron en la Meseta norte y por debajo de los Pirineos.

En este sentido, la investigación ha señalado en Galicia y Asturias se produjeron la mayor parte de las muertes de hombres menores de 65 años, mientras que los mayores de dicha edad fallecieron en una mayor proporción en las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla.

En definitiva, el atlas ha mostrado que en las ciudades de Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Valencia y Zaragoza presentan una menor mortalidad que el promedio de España en la enfermedad isquémica del corazón o en los accidentes de tráfico, en los hombres, mientras que la mortalidad empeora en estas ciudades para causas como el sida, cáncer de pulmón, cáncer de vejiga o Alzheimer.

ATLAS COMPUESTO POR 200 MAPAS

El 'Atlas de Mortalidad de España 1984-2004' ha recopilado más de medio millón de datos y de 200 mapas sobre la evolución durante 20 años de las tasas de mortalidad de hombres y mujeres en España. El objetivo de su elaboración ha sido crear una herramienta fundamental para futuros análisis y diseños desde el punto de vista de la salud pública.

"Hemos planteado el Atlas como una fuente de información muy útil para generar proyectos multidisciplinares de salud pública, donde se incluyan no sólo profesionales e investigadores del ámbito de la salud y la epidemiología, sino también de las ciencias políticas, sociales y ambientales, con el fin de aunar esfuerzos en la generación del conocimiento acerca del origen bio-psico-social y ambiental de las causas de mortalidad analizadas", ha comentado Benach.

Dicho esto, el experto ha asegurado que va a ser una herramienta "esencial" para desarrollar posibles futuras hipótesis de estudio sobre la etiología y los factores de riesgo comunes y diferenciadores de las patologías estudiadas. "A su vez, ofrece un marco de evidencia esencial para determinar cuáles pueden ser las prioridades o problemas de salud y desigualdades en salud que se deberían abordar desde el campo de la planificación de las políticas de salud pública, teniendo en cuenta las zonas detectadas con una mayor mortalidad", ha recalcado.

En concreto, en el manual se recoge información de 2.218 áreas geográficas y, de forma más detallada, dentro de las unidades censales de las seis ciudades españolas de mayor tamaño. Además, la información se presenta con una doble perspectiva: ofrece tanto la imagen estática como la evolución temporal del riesgo de mortalidad a lo largo de ese periodo. Asimismo, permite por vez primera comparar la mortalidad de los municipios de toda España con los distritos censales de las seis ciudades.

Los datos van hasta 2004, puesto que en el momento de realizar el estudio, no se disponía información actualizada de mortalidad para las ciudades analizadas (hasta 2003) y para el conjunto de las áreas pequeñas de España (hasta 2004), pero ello no resta valor a esta serie histórica de 20 años para los objetivos de análisis y estrategias de salud pública, teniendo en cuenta la estabilidad y consistencia del indicador de mortalidad y de su distribución geográfica, que es poco plausible se haya visto modificado significativamente en los años posteriores a la serie temporal considerada.

Las fuentes de datos de mortalidad y población provienen del registro nacional de mortalidad y del censo de población, ambos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter