X Foro Senpe-Abbott

El 23% de los ingresados en hospitales a causa de una enfermedad está desnutrido

Imagen de algunos de los asistentes al 'X Foro Senpe-Abbott'
SENPE
Publicado 19/09/2013 11:16:42CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El 23 por ciento de las personas ingresadas en hospitales por causa de una enfermedad se encuentran desnutridas, según expone el estudio 'Prevalencia de la Desnutrición Hospitalaria y Costes Asociados en España' (PREDyCES).

Además, este trabajo eleva el porcentaje hasta el 37 por ciento en los pacientes mayores de 70 años, por lo que se subraya la importancia de la prevención y el tratamiento de la desnutrición, los cuales son "claves" para mejorar la calidad asistencial y reducir los elevados costes asociados.

El 'X Foro Senpe-Abbott', bajo el título 'La desnutrición ligada a la enfermedad: abordaje desde la sostenibilidad', ha buscado soluciones a este problema. Así, en el Parque de las Ciencias de Granada, y bajo la organización de la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (Senpe) y con la colaboración de la Fundación Abbott, se ha descrito la presencia del mismo "en todos los niveles de la atención sanitaria".

Ahondando en los costes que conlleva, indican que cada paciente con desnutrición relacionada con la enfermedad tiene de media unos costes asociados de 5.829 euros más que aquéllos que no presentan desnutrición, lo que supone "casi el doble".

Por ello, los especialistas consideran que esta problemática se identifica "como una bolsa de ineficiencia del sistema sanitario", ante lo cual apuestan "por el establecimiento de protocolos que permitan identificar, tratar y monitorizar a los pacientes con desnutrición".

NECESARIO UN PLAN ESTRATÉGICO

La jefa del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, la doctora Julia Álvarez Hernández, señala que existen "muchos problemas" relacionados con la desnutrición, los cuales podrían prevenirse con medidas como "implementar un cribado nutricional para hospitales, residencias y comunidad".

Entre las consecuencias de ella se encuentran "el compromiso en la recuperación de pacientes, las estancias más prolongadas, el incremento del coste, el aumento de la tasa de reingresos prematuros, una mayor susceptibilidad a la infección y más morbimortalidad", explica.

Ante ello, Álvarez Hernández y el resto de profesionales consideran necesario "proporcionar a los sanitarios la formación en nutrición requerible, implementar métodos de evaluación de la desnutrición relacionada con la enfermedad y desarrollar protocolos de tratamiento nutricional en centros de Atención Primaria, Hospitales y Residencias de ancianos.

Además, interesa "estandarizar un plan de monitorización de los cuidados y tratamientos nutricionales, realizar un registro de los diagnósticos de los pacientes y sistematizar un procedimiento de evaluación de resultados en salud", explican.

Por último, los participantes del 'X Foro Senpe-Abbott' ponen de relieve los modelos holandés y británico, en los cuales la desnutrición está reconocida como un problema grave de salud "y figura entre los principales indicadores de calidad del sistema".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter