Contador

Hasta un 20% de los casos de cáncer de próstata se da en menores de 50 años

Eduardo Berizzo, entrenador del Sevilla CF
SEVILLA CF
Publicado 22/11/2017 18:31:37CET

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

En España se detectan cada año unos 33.000 casos de cáncer de próstata y, aunque en condiciones generales el riesgo se asocia a factores genéticos que aumentan con la edad y es más habitual en torno a los 55-60 años, hasta un 20 por ciento de los casos se detecta antes de los 50 años.

Este miércoles se ha hecho público que el entrenador del Sevilla Fútbol Club, el argentino Eduardo Berizzo, de 48 años sufre este tipo de cáncer, y aunque en población más joven, se asocia a una mayor agresividad, en términos generales son tumores con un buen pronóstico de supervivencia.

"Si se detecta y se trata a tiempo, más del 80 por ciento de los casos logran curarse", ha destacado el jefe del Servicio de Oncología Médica del MD Anderson Cancer Center Madrid, Enrique Grande, que en cambio admite que si el tumor ha hecho metástasis en otros órganos la supervivencia a 5 años baja hasta un 30 por ciento.

Para ello, según este experto, es clave el diagnóstico precoz, a pesar de que una de las características de estos tumores es que puede no producir síntomas, sobre todo en las fases más iniciales. Y cuando lo hace, el más habitual es una mayor frecuencia a la hora de orinar, pero poca cantidad y menos potencia de chorro, en ocasiones con sangre.

A partir de los 50 años se recomienda realizar una visita anual al urólogo, ya que en estos casos más del 90 por ciento de los tumores logran detectarse a tiempo.

Además, ha reconocido Grande, esto también es clave para optar por una intervención quirúrgica lo más localizada y menos invasiva posible, bien extirpando la próstata o tratando de enfriar el tumor localmente, mediante técnicas de criogenización. Y luego ya se pasaría a tratamiento hormonal, con quimioterapia o radiofármacos.

En estos casos es necesario ofrecer un tratamiento integral del paciente, que incluya también atención psicológica a los pacientes e incluso a su pareja, ya que una de las preocupaciones en muchos casos es cómo puede afectar la enfermedad o el tratamiento a su actividad sexual.

No obstante, este experto ha reconocido que al tratarse de un tumor muy frecuente "está mucho más socializado y no está tan estigmatizante" como otros tumores genitourinarios como el de pene, que en muchas ocasiones se asocia a una mala higiene o a enfermedades venéreas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter