EL GRAN RETO ES PONER EN MARCHA ESTRATEGIAS DE CRIBADO

Entre el 20 y 25% de los casos de cáncer colorrectal en España se diagnostican tarde

Organizadores Del XIX Simposio Internacional Sobre Tumores Digestivos
EUROPA PRESS
Actualizado 15/12/2011 15:19:43 CET

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Entre el 20 y el 25 por ciento de los cánceres colorrectales en España se diagnostican ya en fase metastásica, por lo que uno de los retos en este campo es la puesta en marcha de estrategias de cribado que detecten antes este tumor, el más frecuente y mortal de los cánceres que aparecen en el aparato digestivo.

Así lo señala la doctora del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid Cristina Grávalos, secretaria científica de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y miembro del comité organizador del 19 Simposio Internacional de Tumores Digestivos, que se celebra entre el jueves y el viernes en Madrid.

El cáncer colorrectal es uno de los tumores malignos más frecuentes en los países occidentales. Sólo en España se dan 26.000 casos nuevos al año, una cifra que se espera llegue a los 33.800 nuevos casos --19.730 en hombres y 14.070 en mujeres-- para 2012, año en el que se espera cause unos 13.200 fallecimientos.

"El diagnóstico precoz mediante programas de cribado es básico para aumentar las tasas de curación de esta enfermedad. En el momento del diagnóstico, entre el 20 y el 25 por ciento de los pacientes tienen metástasis, es decir, se presentan ya con afectación tumoral de otros órganos, como el hígado o el pulmón", señala.

"A ellos se suma un porcentaje pequeño de pacientes operados de forma radical del cáncer localizado en el colon o recto, que desarrollarán con el tiempo metástasis a distancia", añade esta experta.

EL GEN KRAS COMO FACTOR PREDICTIVO

A su juicio, el diagnóstico y tratamiento de este cáncer debe hacerse dentro de un equipo multidisciplinar. En algunos pacientes, la mejor alternativa de tratamiento será una combinación de cirugía y quimioterapia. Sin embargo, en otros casos, la quimioterapia es la estrategia más adecuada.

Según el oncólogo médico del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid Javier Sastre, otro de los organizadores de este simposio, en el tratamiento del cáncer de colon avanzado, "la determinación del gen KRAS como factor predictivo negativo de uso de fármacos anti-EGFR supone fragmentar la población global de pacientes en subpoblaciones a tratar de forma diferente".

"Se están incorporando nuevos fármacos y otros muchos están en fase de desarrollo. Sin embargo, nos encontramos con el problema de no estar, probablemente, usando las herramientas adecuadas para testar su actividad", dice.

Otro de los cánceres del aparato digestivo que suelen diagnosticarse en etapas avanzadas --en el 80% de los casos-- son los de páncreas y de vías biliares, dos tumores que antes carecían de tratamiento y que ahora cuentan con uno eficaz, que permite incrementar la supervivencia de esto pacientes.

En el caso del cáncer de páncreas avanzado, un tumor de gran agresividad, el fármaco de combinación 'Folfirinox' (5-fluorouracilo, leucovorina, irinotecán y oxaliplatino) ha casi duplicado la supervivencia de estos pacientes, superando al tratamiento estándar con gemcitabina. No obstante, la toxicidad del tratamiento y las características de cada paciente podrían limitar su uso.

LA BIOLOGÍA DEL CÁNCER DE PÁNCREAS

Para el profesor Alfredo Carrato, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, "el conocimiento de la biología del cáncer de páncreas proporcionará las claves para mejorar diagnóstico y tratamientos. Por ello, recomienda la inclusión de estos pacientes en ensayos clínicos con investigación transaccional.

En el caso de los tumores de la vía biliar, que representan sólo el 3 por ciento de los tumores gastrointestinales, pero su incidencia crece a nivel mundial y presenta una alta mortalidad asociada, con una tasa de recurrencia también elevada.

Dice el profesor Carrato que "la afectación ganglionar es un factor adverso muy importante" para los pacientes con esta enfermedad, pero que se disponen de pocos estudios prospectivos controlados que evalúen el papel de la quimioterapia o quimioradioterapia en el tratamiento adyuvante.

Según el profesor Eduardo Díaz-Rubio,jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Ramón y Cajal y presidente honorífico del Grupo de Tratamiento de los Tumores Digestivos (TTD), la onco-farmacogenética, es decir, la oncología basada en los aspectos moleculares del cáncer, es el camino hacia los tratamientos personalizados.

"Estos avances --asegura-- empiezan a ser ya una realidad en nuestra práctica clínica diaria en el tratamiento de los tumores digestivos, en los que ya disponemos de biomarcadores que podemos determinar y que nos permiten predecir la respuesta a tratamientos biológicos dirigidos a dianas moleculares, es decir, poder hacer tratamientos más personalizados".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter