Unos 18.000 profesionales están llamados hoy a la huelga médica convocada por el Sindicato Médico Andaluz

Actualizado 01/02/2007 8:47:42 CET

SEVILLA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Unos 18.000 profesionales sanitarios, de los que 15.000 corresponden a las plantillas fijas de facultativos, en su gran mayoría médicos, aunque también hay odontólogos, biólogos, físicos o psicólogos están llamados hoy a la huelga médica convocada por el Sindicato Médico Andaluz. En cuanto a los 3.000 profesionales restantes, corresponden a los médicos internistas residentes (MIR).

El vicepresidente y portavoz del Sindicato Médico Andaluz (SMA), José Luis Navas, señaló a Europa Press que la huelga, que comenzará a las 8.00 horas de hoy y finalizará a las 8.00 horas de mañana, responde a la "negativa" de la Administración a posponer la fecha de hoy como inicio --con posibilidad de posponerla si no existe un consenso en cada centro o servicio asistencial-- de la introducción efectiva de la reorganización de la atención urgente a los distintos centros asistenciales del SAS.

Así, quiso dejar claro que la huelga se lleva a cabo "por muchas más cuestiones que el acuerdo o desacuerdo en las condiciones que tendrán los médicos de urgencias hospitalarias (SCCU) y extra hospitalarias (DCCU)", hasta el punto, añadió, de que la huelga "seguía adelante independientemente que su hubiese alcanzado un acuerdo para los SCCU y DCCU, ya que aún quedan pendientes más cuestiones por negociar, por lo que el modelo no debía empezar a introducirse el 1 de febrero".

En cuanto a los servicios mínimos decretados, insistió que "son abusivos", motivo por el que ayer mismo anunció la decisión de su sindicato de impugnar estos servicios mínimos e iniciar el procedimiento jurídico-administrativo pertinente.

"Esta decisión responde a la necesidad de que los tribunales conozcan la actuación abusiva que viene realizando el SAS cada vez que nuestro sindicato convoca una huelga", añadió Navas, quien reiteró que "tanto los servicios de cuidados críticos, como los de urgencias y las unidades de oncología médica y radioterapia operarán al cien por cien de sus plantillas", al igual que "las intervenciones quirúrgicas programadas y las pruebas complementarias consideradas por ellos como preferentes".

"Desde el SAS han catalogado como servicios mínimos prácticamente todo", continuó el portavoz del SMA, quien, con todo, dijo no extrañarse por esta medida, "ya que es lo habitual que hacen cuando convoca una huelga el sindicato médico".

Por su parte, el sindicato CC.OO alegó "cuatro importantes razones" para no firmar el acuerdo sobre urgencias con el SAS, que sintetizó en la "desconfianza" de la "voluntad y capacidad" del SAS para aplicarla dicho acuerdo, así como en la existencia de "importantes déficit en las condiciones laborales y retributivas para algunos profesionales".

Pese a reconocer los "avances y mejoras laborales" que introduce este acuerdo en relación con la propuesta inicial que presentó la Administración, este sindicato declaró que también posee "importantes carencias" que le han lleva a abstenerse en la firma, "como son el tratamiento que se le da a la jornada complementaria, la exclusión de la definición de los SCCU y de DCCU, así como la falta de garantías sobre su desarrollo en los centros".

NECESIDAD DE NEGOCIACIÓN

De otro lado, el Colegio de Médicos de Sevilla y la asociación del Defensor del Paciente instaban a las partes implicadas en la negociación a que llegasen a un acuerdo para que los pacientes no se vean afectados y perjudicados por la situación creada.

También la portavoz popular de Sanidad en el Parlamento andaluz, Ana María Corredera, solicitaba a los responsables del SAS que alcanzasen un acuerdo 'in extremis' con los sindicatos en cuanto al plan de reordenación de la atención urgente, "incluso retrasarlo si es necesario", al tiempo que reclamaba que "no boicotee" la huelga fijada por el Sindicato Médico Andaluz, en referencia a la crítica planteada por este sindicato acerca del decreto de unos servicios mínimos "leoninos y abusivos".

Así, aludió, entre otros puntos, a la necesidad de "prorrogar" la implantación del acuerdo "tal y como ya se está hablando de hacerlo por espacio de 15 días en algunos centros" y añadió a Europa Press que "si no se pacta de forma consensuada con todos los sindicatos al final siempre salimos perdiendo los usuarios".

En cuanto a la consideración por parte del Sindicato Médico de que los servicios mínimos decretados por el SAS para la huelga son "abusivos", Corredera dijo desconocer cuales son estos servicios y disponer sólo "de la información que ofreció a los medios el SMA".

Con todo, dejo claro que "si es como argumentan realmente este sindicato, lo que el SAS está intentando hacer es casi boicotearle la huelga, lo cual no me parece lógico ya que están ejerciendo su derecho".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter